Acompañamos

Estás a un paso de descubrir que ya tienes todo lo que necesitas. Se encuentra en el interior de esos rizos, tras unas gafas de pasta, entre la pila de papeles reciclados o en el táper verde que acaban de dejar en el staff room. ¿Quieres descubrirlo? Portamos la llave inspiradora de esas personas con las que te cruzas cada día. Y te enseñamos a abrir las fronteras con nuestro apoyo, gracias a la consultoría organizacional:

Y añadimos, entre otros:

Fundamentamos la consultoría organizacional en cuatro fases:

1

Fase de diagnóstico

Diagnóstico (entrevista-test) con la organización
Estudio del cliente
Realización del informe de diagnóstico

2

Fase de diseño

Definición de los objetivos organizacionales a corto/medio/largo plazo
Definición de objetivos departamentales
Definición de organigrama – roles – comunicación interna

3

Fase de ejecución

Organización de personas
Definición y trabajo de opciones para alcanzar objetivos
Trazo del plan de ruta
Coaching grupal / Coaching individual
Responsabilidad de la ejecución de los planes de acción y compromisos
Trabajo institucional y sinergias de conocimiento empresarial

4

Fase de seguimiento

Cierre de la solución
Verificación a posteriori de los resultados

Como queremos asegurarnos de que todo marcha bien, en The Smilist te cuidamos mediante seguimientos periódicos GRATUITOS cada tres, seis o doce meses, según convenga en cada caso. Como ves, acompañamos a nuestros clientes en la travesía, formando un tándem bien equilibrado. No podemos recorrer el camino por ellos, pero sí somos capaces de mostrarles la mejor ruta y evitarles peligros innecesarios.

¿Quieres el pasaporte The Smilist?

Nuestros servicios

Te formamos para que sepas construir tus propios caminos hacia tus soluciones.

Ventaja: capacidad para encontrar soluciones a los retos que surgen inesperadamente.

Coaching y consultoría para formar el equipo que te lleve al punto del mapa que has marcado.

Ventaja: nos integramos en tu equipo para guiarte en la eficiencia del proceso de mejora.

Conseguimos que tu equipo desarrolle su potencial y talento.

Ventaja: sacar lo mejor de las personas para que avancen en el mismo sentido, respetando cada personalidad e identidad.